15.2.11

Tengo esa caja llena de diapositivas que no me animo a proyectar.
Mujeres que desconozco, clientas de mi padre con sus peinados batidos, la madre de mi ex cuando era joven, señoras sin nombre que nadie quiso guardarlas en el recuerdo.
Yo tambien a veces parezco guardada.
Soy la mujer (im)perfecta en la vida perfecta.
De a ratos, no existo.
Exagero.